eQuo defiende una modificación extensa de la Constitución Española que permita la creación de un estado federal, laico y republicano basado en una regeneración política y una mayor participación ciudadana.

12 noviembre, 2011 § Deja un comentario

Por un estado republicano
Creemos imprescindible que todos los gobernantes sean elegidos democráticamente y consideramos que la monarquía es una forma de gobierno radicalmente antidemocrática. No aceptamos el carácter hereditario de la Jefatura del Estado basada en la libre elección del dictador que mantuvo secuestrado el país durante cuatro décadas.

Por un estado federal
Defendemos las identidades superpuestas y compartidas, la multiculturalidad, la pluralidad y el mestizaje que enriquecen nuestra propia identidad común. Proponemos una profunda Reforma del Senado para darle verdadera naturaleza de cámara de representación territorial con atribuciones específicas en políticas de carácter territorial, siendo cámara de primera lectura y sede de la coordinación multilateral del conjunto de las Comunidades Autónomas.

Por un estado laico
Apoyamos las propuestas del Observatorio de la Laicidad pasando de un estado “aparentemente” aconfesional a un verdadero estado laico con una efectiva y real sepración entre el estado y la Iglesia. Las medidas básicas para su consecución son la no financión de las iglesias (ni la católica ni ninguna otra) con dinero público, la exclusión de la doctrina religiosa de la escuela pública y la derogación del Concordato y los Acuerdos de 1979 del Estado español con la Iglesia católica.

Por una regeneración política
Exigimos un plan de reformas para la lucha contra la corrupción en el sector público, con un régimen de incompatibilidades más estricto, la ampliación del plazo de prescripción y la corresponsabilidad de los partidos políticos en los casos de delitos de corrupción. Hacemos nuestras las recomendaciones del observatorio europeo contra la corrupción GRECO en su informes de 2009 y 2011, como la regulación de préstamos bancarios, consolidación de las cuentas de los partidos con las ramas locales y entidades afines, transparencia de la información facilitada, refuerzo de las auditorias internas, desarrollo de un sistema de sanciones más amplio y mejora de las atribuciones y recursos del Tribunal de Cuentas. Proponemos la extensión a todas las formaciones políticas del decálogo de los cargos públicos que firmamos todos los candidatos de eQuo al presentarse a las elecciones (1) y desde eQuo Cuenca proponemos la asunción del Contrato propuesto por el 15M Valencia que todos nuestros candidatos han firmado (2).

Por una mayor participación ciudadana
Planteamos una reforma inicial de la Ley electoral con medidas como listas desbloqueadas, eliminación de la barrera electoral del 3% o sustitución de la Ley d’Hont por la de Hare pero pretendemos ir más allá, con las modificaciones necesarias en la Constitución para ganrantizar la proporcionalidad y equidad del voto y la igualdad de oportunidades para todas las opciones políticas.
Proponemos un amplio cambio legal para mejorar la participación ciudadana en el gobierno estatal, autonómico y municipal, mediante todo tipo de medidas: iniciativas legislativas populares, referendums, votación on-line, revocatoria de cargos electos,…
Por último, para permitir que dicha participación sea real y efectiva, reclamamos la aprobación de una Ley de transparencia en el sector público que reconozca como bien de dominio público toda la información generada o en posesión de entidades de titularidad, funciones o capital público.

(1) DECÁLOGO DE COMPROMISOS DE LOS CARGOS PÚBLICOS DE EQUO

1. Atenderemos y desarrollaremos todas las tareas derivadas del cargo para el que seamos elegidos en la institución en la que representemos a Equo y su programa de manera activa y diligente.

2. Promoveremos y fomentaremos participación de la ciudadanía en la toma de decisiones de la institución. Asimismo, trabajaremos para que las instituciones en las que estemos sean cada vez más transparentes.

3. Llevaremos a las instituciones propuestas ciudadanas y de organizaciones sociales que trabajen con el horizonte de sociedad que, como Equo, queremos construir.

4. Llevaremos a cabo una labor parlamentaria transparente, directamente a través de internet y presencialmente de manera periódica, convocando asambleas publicas abiertas a la ciudadanía en la circunscripción electoral correspondiente.

5. Los diputados o diputadas y senadores o senadoras que fueran imputados por corrupción o por alguno de los delitos que van contra el ideario de Equo pondrán su cargo a disposición inmediatamente.

6. Haremos un uso eficiente y austero de los recursos públicos puestos a nuestra disposición garantizando que solo se emplearan para el ejercicio de la actividad pública y en beneficio de los ciudadanos.

7. Nuestra labor como diputados y senadores será incompatible con cualquier otro trabajo remunerado.

8. Denunciaremos públicamente cualquier acto irregular de fraude, corrupción o despilfarro de recursos públicos.

9. Publicaremos nuestro patrimonio antes y después de la legislatura, estando accesible a lo largo de toda la legislatura. Renunciaremos a cualquier prestación económica vitalicia derivada de nuestro cargo

10. Publicaremos además de forma accesible y continua, toda nuestra agenda (actividades realizadas, personas con las que nos reunimos, temas a tratar, etc.) y economía (nóminas, cobros de terceros, compras de cierto nivel, etc.) durante el ejercicio de nuestra responsabilidad pública.

Al mismo tiempo, los cargos públicos de Equo tendrán la obligación de rendir cuentas por su labor, de cumplir de forma eficiente con ella, conocer y aplicar las disposiciones legales y reglamentarias, conocer y aplicar las disposiciones legales y reglamentarias, permisivas o prohibitivas, referentes a incompatibilidad, acumulación de cargos, prohibiciones por razón de parentesco y cualquier otro régimen especial que le sea aplicable

(2)Yo, candidato a Diputado para el Congreso de los Diputados me comprometo personalmente y por encima de los dictados de mi partido a:

1.-Reunirme personalmente con mis electores en la ubicación que consideren adecuada una vez cada tres meses a fin de explicar las tareas que se han ido desarrollando en ese tiempo en el Congreso, los proyectos pendientes para los próximos tres meses y consultar así a los ciudadanos y ciudadanas sus opiniones e inquietudes valorándolas y asumiéndolas como mías.

2.-Abrir vías de consulta y participación ciudadana, directos y no manipulados. Consultas por internet, reuniones en las plazas y casas de cultura de los barrios y ciudades, debates en pequeños periódicos y radios comunitarias, consultas mediante firma electrónica, referéndums, consultas a los colectivos especialmentes afectados por las medidas y otros métodos. Entiendo este como el grueso de mi trabajo, pues soy interlocutor y representante de mis electores y del conjunto de ciudadanos, en el nombre de quien gestiono de la mejor manera que creo la cosa pública.

3.-Renunciar a cualquier compensación que no corresponda estrictamente a mi labor como representante del pueblo en el poder legislativo. Mientras el sueldo medio de los ciudadanos a los que represento sea de alrededor de 22.000 euros anuales, el mío se equiparará en cantidad, indemnizaciónes y prestaciones al de cualquier trabajador cualificado o técnico, como un médico, un ingeniero o un profesor. Asimismo, renuncio a toda renta o pensión más allá de la que me pueda corresponder por mis cotizaciones al sistema público de la Seguridad Social. Considero que mi cargo y las funciones que comporta generan incompatibilidades claras con recibir cualquier otro sueldo o ingreso de cualquier fundación, empresa o institución, a los cuales desde ahora renuncio. Promoveré que las mismas medidas sean adoptadas por el resto de Diputados y Senadores de las Cortes Generales.

4.-Promover la modificación de la actual Ley Electoral corrigiendo los factores que favorecen el bipartidismo en detrimento de las minorías las cuales quedan excluídas de conseguir interlocutores en el Parlamento. Para esto tendré en cuenta las sensibilidades de la calle, abriendo cauces de participación ciudadana como internet, reuniones en las plazas, debates en pequeños periódicos y radios comunitarias y otros métodos de participación directa que iré probando en tanto dure mi cargo.

5.-Entender que la primera razón por la que vivimos en comunidad y pagamos impuestos es por cubrir nuestras necesidades de alimento, vestido, vivienda y salud. Esto significa no sólo que son IRRENUNCIABLES nuestros servicios públicos de sanidad, educación, y prestaciones, sino que no se deben recortar ni supeditar a ningún pago de deudas. todo lo contrario, deben ir avanzando para proporcionar más y mejor servicio.

6.-Frente a cualquier controversia que surgiera sobre el contenido del presente compromiso ético acepto como interlocutor válido para solucionar las reclamaciones de mis representados al Defensor del Pueblo, con el compromiso expreso de aceptar y cumplir su resolución.

Ante un debate electoral vacío de contenido, EQUO apuesta por una regeneración de la Democracia

7 noviembre, 2011 § Deja un comentario

Esta noche tendremos ocasión de ver debatirse a los candidatos de los dos partidos mayoritarios y no parece que vaya a haber una gran lucha ideológica. Primero por la indefinición a la que nos han acostumbrado los políticos (“Si explico mis ideas, perderé las elecciones” Duran i Lleida dixit (1)) y también y sobre todo, porque poco podrían discutir ambos candidatos, ya que sus partidos defienden a grandes rasgos lo mismo: la continuidad de un sistema que sólo beneficia a una minoría de ricos y poderosos.
Frente a un país como Islandia, que decidió saldar la crisis dejando que cayeran los bancos que la habían originado y los políticos que la habían permitido (y algunas honrosas excepciones más) (2), el resto parecemos transitar como burros con orejeras, sin ver otra posibilidad que seguir dando vueltas a la noria del capitalismo que no da más de sí, porque cada vez hay menos agua que sacar.
La clase política, en la que los candidatos ni tan siquiera llegan al aprobado (la que más se acerca es Rosa Díez, con un 4’95, pero Rubalcaba tiene un 4’54 y Rajoy un 4’43 (3)), es, con diferencia, la institución peor valorada, con sólo un 2’76 (4).
Urge regenerar la democracia y que los ciudadanos nos podamos sentir representados por políticos que buscan el interés del pueblo y no el suyo propio. Con el paso de los años hemos acabado por considerar normal lo que debería parecernos aberrante. Uno tras otro, políticos de distintas agrupaciones se han ido viendo envueltos en escándalos por enriquecerse o favorecer a amigos y familiares. O de forma más sutil, han esperado a abandonar sus cargos públicos para ocupar el sillón de alguna de las compañías a las que venían favoreciendo de forma privada. Un político es, ante todo un representante de la ciudadanía, que es quien debe ejercer el control sobre sus acciones. Y venimos comprobando, por si quedaba duda, que los ciudadanos reclaman ser más partícipe de las decisiones que les conciernen. Desde las manifestaciones en contra de la guerra de Irak hasta los movimientos contra el desahucio, las personas no quieren que la democracia se resuma en una votación cada cuatro años.

El estado debe ofrecer cauces de control a los ciudadanos para reforzar la democracia. En este sentido EQUO apuesta por (5):
– Eliminar la corrupción en la política, ampliando los plazos de prescripción de delitos, elaborando un régimen de incompatibilidades más estricto y haciendo a los partidos corresponsables de los casos de corrupción de sus miembros, de forma que garanticen el pago de las sanciones económicas
– Mayor transparencia y control ciudadano de las instituciones. Acceso sencillo, rápido y gratuito a la información de dominio público
– Permitir el acceso a la justicia gratuita a las organizaciones sociales
– Control de los lobbies que tratan de condicionar las decisiones de las instituciones, en detrimento de los intereses de los ciudadanos
– Reforzar los consejos consultivos para que tengan influencia real en la toma de decisiones y en especial en los consejos de medio ambiente
– Caminar hacia presupuestos participativos

Y para empezar predicando con el ejemplo, EQUO establece también un decálogo de compromisos y deberes que han firmado todos sus candidatos (6):

DECÁLOGO DE COMPROMISOS DE LOS CARGOS PÚBLICOS DE EQUO

1. Atenderemos y desarrollaremos todas las tareas derivadas del cargo para el que seamos elegidos en la institución en la que representemos a Equo y su programa de manera activa y diligente.
2. Promoveremos y fomentaremos participación de la ciudadanía en la toma de decisiones de la institución. Asimismo, trabajaremos para que las instituciones en las que estemos sean cada vez más transparentes.
3. Llevaremos a las instituciones propuestas ciudadanas y de organizaciones sociales que trabajen con el horizonte de sociedad que, como Equo, queremos construir.
4. Llevaremos a cabo una labor parlamentaria transparente, directamente a través de internet y presencialmente de manera periódica, convocando asambleas publicas abiertas a la ciudadanía en la circunscripción electoral correspondiente.
5. Los diputados o diputadas y senadores o senadoras que fueran imputados por corrupción o por alguno de los delitos que van contra el ideario de Equo pondrán su cargo a disposición inmediatamente.
6. Haremos un uso eficiente y austero de los recursos públicos puestos a nuestra disposición garantizando que solo se emplearan para el ejercicio de la actividad pública y en beneficio de los ciudadanos.
7. Nuestra labor como diputados y senadores será incompatible con cualquier otro trabajo remunerado.
8. Denunciaremos públicamente cualquier acto irregular de fraude, corrupción o despilfarro de recursos públicos.
9. Publicaremos nuestro patrimonio antes y después de la legislatura, estando accesible a lo largo de toda la legislatura. Renunciaremos a cualquier prestación económica vitalicia derivada de nuestro cargo
10. Publicaremos además de forma accesible y continua, toda nuestra agenda (actividades realizadas, personas con las que nos reunimos, temas a tratar, etc.) y economía (nóminas, cobros de terceros, compras de cierto nivel, etc.) durante el ejercicio de nuestra responsabilidad pública.
Al mismo tiempo, los cargos públicos de Equo tendrán la obligación de rendir cuentas por su labor, de cumplir de forma eficiente con ella, conocer y aplicar las disposiciones legales y reglamentarias, conocer y aplicar las disposiciones legales y reglamentarias, permisivas o prohibitivas, referentes a incompatibilidad, acumulación de cargos, prohibiciones por razón de parentesco y cualquier otro régimen especial que le sea aplicable.

Fuentes
http://www.naciodigital.cat/noticia/36143/duran/explico/meves/idees/perdr/eleccions
http://www.ecologistasenaccion.org/article21655.html
http://datos.cis.es/pdf/Es2915mar_A.pdf
http://datos.cis.es/pdf/Es2914mar_A.pdf
http://programa.equova.org/?page_id=102
http://www.equova.org/2011/10/equo-aprueba-un-decalogo-de-compromisos-y-deberes-a-favor-de-la-transparencia-y-la-lucha-contra-la-corrupcion/

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con regeneración en eQuo Cuenca.